no copiar

jueves, 7 de enero de 2016

Esta casa tiene 300 años, pero mira cómo la han dejado por dentro

casa_300_anos_6

Esta casa tiene 300 años, pero mira cómo la han dejado por dentro

Ya sabéis lo mucho que nos gusta adentrarnos tras los muros de casas reconvertidas que encierran grandes encantos, para escudriñar los secretos que confortan su decoración y el estilo regido por distintas tendencias, que estoy seguro que más de una vez habéis utilizado como fuente de inspiración de cara a la remodelación de vuestra propia casa.
Si os gusta particularmente esta sección, prueba a echar un vistazo a cómo reconvirtieron estas viejas casas en espacios vanguardistas de revista; o si os gustan las cosas a lo grande, quizá os interese el arduo proceso de conservación y restauración de esta mansión del siglo XVIII, sede de grandes fiestas y festejos de la antigua nobleza y alta burguesía francesa.

Y es que, al fin y al cabo, el mundo de la decoración es una cuestión personal de gustos. Podemos abrazar un único estilo por el que todo estará regido, o por el contrario podemos realizar una fusión de tendencias para conformar nuestra casa de ensueño. Precisamente este precepto fue el que siguió la pareja que compró una casa construida en el año 1680 en la pedanía de Kestle Mill -a pocas millas de Lusty Glaze, playa de Porth y Crantock-, en la costa norte de Cornualles.
casa_300_anos_9
casa_300_anos_9
Las imperfecciones de las paredes jalbegadas con cal aportan un encanto extra al conjunto que, sumado a las rústicas ventanas de madera y al tejado liso e imperfecto, hacen que parezca que la casa se ha mantenido inalterada durante los 300 años que lleva en pie. Como muchas casas de campo restauradas, el edificio se caracteriza por tener ventanas pequeñas y techos bajos.
casa_300_anos_13
casa_300_anos_15
casa_300_anos_16
casa_300_anos_17
casa_300_anos_18

Para aumentar la luminosidad y la sensación de amplitud, los propietarios eligieron pintura blanca para las paredes, techos y vigas. Como veréis a lo largo del recorrido, también han cuidado mucho el detalle de las lámparas, de un estilo elegante para romper un poco con la típica estética de las casas de labranza.
El salón y el comedor ocupan prácticamente todo el primer piso de la casa original, construida hace 300 años. Posteriormente se hizo un anexo que comprendía la cocina de estilo rústico y el baño, cuya decoración incluye un montón de objetos antiguos.
casa_300_anos_19
casa_300_anos_22
casa_300_anos_23
casa_300_anos_20

casa_300_anos_34

El jardín privado es otro de los grandes encantos de la casa, pues además de estar perfectamente equipado, los espacios verdes han sido escogidos con mucha delicadeza.
casa_300_anos_25

casa_300_anos_26

Como os decía, en el baño resalta una decoración vintage, en el que la bañera de estilo victoriano se convierte en la estrella principal.
casa_300_anos_27

casa_300_anos_28

casa_300_anos_29

En la segunda planta se encuentran los dormitorios, exquisitamente decorados dentro de los cánones retro. El dormitorio infantil es el lugar de ensueño y el paraíso de los juegos para cualquier niño, mientras que el dormitorio principal derrocha porte elegante y rústico, que consigue sobre todo gracias a la cama de estilo colonial y a la decoración cuidada.
casa_300_anos_30

casa_300_anos_31

casa_300_anos_32

Pero, ¿qué es lo mejor de todo?. Que podéis alquilar esta maravilla si estáis interesados en visitar el suroeste de Inglaterra. Estoy completamente convencido de que esta casa podría ser un magnífico elemento que hará que vuestras vacaciones sean inolvidables.
casa_300_anos_33
Vía: deadbees, traducción y adaptación elaborada por La Voz del Muro.
Fuente: uniquehomestays

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada