no copiar

viernes, 23 de septiembre de 2016

Magnesio: Es la Solución a Muchos de los Problemas de Salud

 


Cloruro de  Magnesio: Es la Solución a Muchos de los Problemas de Salud 
 Contra la arteriosclerosis, obesidad, gripe, dolores de próstata, problemas cardíacos, etc. 
Cloruro de Magnesio
   
Ver Vídeo del Dr. Luis Moura Souza, Auto-hemoterápia, Cloruro de Magnesio, Gota, Derrame Cerebral, etc. https://www.facebook.com/photo.php?v=121842711353163&set=vb.354629647912961&type=2&theater

El Cloruro de Magnesio puede extraerse de salmueras o del agua de mar y es una gran fuente de magnesio, obtenido por electrólisis. El Cloruro de Magnesio puede presentarse en forma anhidra, bi-hidratado o hexahidratado. Este último compuesto se presenta como cristales romboides de gran belleza ornamental.
El Cloruro de Magnesio es un compuesto químico, constituido por cloro y magnesio, que tiene muchas aplicaciones industriales, además de cumplir importantes funciones en el organismo.
Las propiedades del Cloruro de Magnesio en el organismo, determinan que su presencia en la dieta diaria aporte importantes beneficios para el mantenimiento de la salud. 
Según el Reverendo José Chorr, profesor de física y de biología, basó sus estudios sobre las propiedades del Cloruro de Magnesio “ muchas enfermedades se deben a la carencia en la alimentación de Cloruro de Magnesio o a la ausencia de cantidades adecuadas para que el organismo sea capaz de aprovecharlo”.
¿Cuáles son las propiedades, usos y beneficios del Cloruro de Magnesio?
Uso culinario
El Cloruro de Magnesio es un coagulante importante usado en la preparación de queso a partir de la leche de soya. En Japón se vende como nigari, término que deriva de la palabra japonesa amargo.
Según investigaciones científicas realizadas sobre los efectos de este compuesto en el organismo, Cloruro de Magnesio es la sal que más fortalece el sistema inmunitario, por lo que resulta útil para prevenir gripes y resfriados. Además, el Cloruro de Magnesio posee entre otras, las siguientes aplicaciones:
• Previene los infartos, porque evita la calcificación arterial.
• Previene la artritis, ya que el magnesio evita que el ácido úrico se deposite en las articulaciones.
• Previene la osteosporosis, debido a su acción fijadora del calcio.
• Equilibra el sistema nervioso, es un tranquilizante y relajante natural.
• Previene la formación de los cálculos renales.
• Previene problemas de próstata.
• Importante en la prevención de diabetes; así como optimiza la calidad de vida de quienes la padecen.
• Actúa normalizando la presión arterial y evitando, con ello, todas las conocidas consecuencias de los “picos” de presión.
• Efectivo en los problemas digestivos y desórdenes intestinales.
• También se ha comprobado su efectividad en el tratamiento de: Alzheimer, asma, arritmia, fatiga, hipertensión, estrés…
0 Responses to “Cloruro de Magnesio”

El Cloruro de Magnesio: 

Extrae el calcio depositado en los lugares indebidos y los coloca solamente en los huesos y más aún, consigue normalizar el torrente sanguíneo, estabilizando la presión sanguínea. El sistema nervioso queda totalmente calmo, sintiendo mayor lucidez mental, mejorando notoriamente la memoria, la atención y la concentración, la sangre se torna más fluida y más limpia. 

1. El Cloruro de Magnesio produce equilibrio mineral, como en la artrosis por descalcificación, reanima los órganos en sus funciones, como a los riñones para que eliminen el ácido úrico.

2. Regula la actividad neuromuscular y participa en la transmisión de los impulsos nerviosos.

3. Es un gran energizante psicofísico y equilibra el mecanismo de contracción y relajación muscular, previniendo la fatiga o cansancio muscular, evitando calambres y fortaleciendo los músculos, lo que es imprescindible en cualquier deportista.

4. Es necesario para el correcto funcionamiento del corazón pues desempeña un importante papel en el proceso de múltiples procesos biológicos...

5. Mejorando la nutrición y la obtención de energía, combate la depresión, los mareos y es un poderoso agente antiestrés.

6. Cumple una función primordial en la regulación de la temperatura del cuerpo.

7. Benéfico para evitar niveles altos de colesterol.

8. Regulador intestinal.

9. Juega un rol importante en la formación de los huesos.

10. También en la metabolización de carbohidratos y proteínas.

11. Es útil en problemas de irritabilidad neuromuscular como tétanos, epilepsia, etc.

12. Ayuda a disminuir lípidos (grasas) en la sangre y la arteriosclerosis purificando la sangre y vitalizando el cerebro, devuelve y conserva la juventud hasta avanzada edad.

13. Después de los 40 años, el organismo humano comienza a absorber cada vez menos magnesio en su alimentación, provocando vejez y enfermedades. Por eso, el Cloruro de Magnesio debe ser tomado de acuerdo a la edad.

14. Previene y cura la próstata y hemorroides.

15. Previene la gripe.

16. Alarga la juventud.

17. Evita la obesidad.

18. Es preventivo del cáncer.

19. Evita la arteriosclerosis.

20. Es un excelente laxante.

21. Modera los trastornos digestivos.

22. Reduce la bronquitis..

23. Evita los sabañones.

24. Actúa como desodorante.

MODO DE PREPARACIÒN:


Hervir 1 litro de agua .Luego introducir el contenido de un sobrecito de 33 gramos de Cloruro de Magnesio (se consigue en farmacias), en una botella o recipiente de vidrio (no en plástico). Agregarle el agua hervida fría para disolverlo, luego mezclar y tapar. De esta manera se obtiene una preparación pura que se mantiene inalterable. No es necesario guardarlo en la heladera.
Dosis recomendada: el equivalente a un pocillo de café, de acuerdo a la edad y la necesidad.

EDAD:
De 10 a 50 años: ½ dosis
De 51 a 70 años: 1 dosis a la mañana.
De 71 en adelante: Una dosis a la mañana y otra a la noche.

Para las personas de la ciudad, con alimentación de bajas calidades como refinadas y comidas enlatadas, deben consumir un poco más de Magnesio. Para las personas de campo, la dosis puede ser un poco menos. Ciertamente se conseguirá una persona escapar de todos los males simplemente por tomar Cloruro de Magnesio, pero el consumirlo hará que todo sea más gratificante y llevadero.. El Cloruro de Magnesio no crea hábito, no es un elemento químico, es un elemento natural, sin ninguna contraindicación y es compatible con cualquier otro medicamento simultáneo.

INDICACIONES:

En la columna: Nervio ciática o lumbar, sordera por descalcificación. Tomar una dosis por la mañana, otra por la tarde y otra por la noche. Una vez obtenida la curación, se continúa tomando para evitar el regreso de la enfermedad, pero disminuyendo una o dos dosis por día según la edad.

En artrosis: El ácido úrico se deposita en las articulaciones del cuerpo, especialmente en los dedos que se hinchan. Esto sucede porque los riñones están fallando por falta de magnesio: hay que tener cuidado, los riñones pueden estar deteriorándose. Tomar una dosis por la mañana, si en 20 días no siente mejoría, continuar con una dosis a la mañana y otra por la noche. Después de la curación, continuar con la dosis preventiva mínima según la edad.

En próstata: Según cuentan, un anciano no conseguía orinar, y en la víspera de la operación le dieron a tomar 3 dosis y comenzó a mejorar; después de una semana estaba curado, sin necesidad de cirugía. Hay casos en que la próstata vuelve a la normalidad. Tomar una dosis por la mañana, 2 dosis por la tarde y 2 dosis por la noche. Al conseguir la mejoría, continuar con la dosis mínima según la edad.

En ataques de vejez: Rigidez ósea, calambres, temblores, arterias duras con colesterol en sus paredes internas, falta de actividad cerebral. Tomar una dosis por la mañana, otra por la tarde y otra por la noche. Al obtener mejoría, continuar con la dosis mínima preventiva.

En cáncer: todos tenemos predisposición a padecerlo. Consiste en células malformadas por causa de algunas sustancias o de presencia de partículas tóxicas. Estas células no se armonizan con las sanas, mas no son inofensivas, solo hasta cierta cantidad que el Cloruro de Magnesio consigue combatir utilizando células sanas. Felizmente el proceso canceroso lento, no causa dolores hasta aparecer el tumor, hay virus muy variados que invaden las células sanas produciendo ramificaciones. El Cloruro de Magnesio, cuando la enfermedad está avanzada puede apenas frenar un poco la acción cancerosa, pero ya no cura totalmente, aunque hubo casos en que fue curado. Existen indicios de que el cáncer es hereditario. El Cloruro de Magnesio es el mejor preventivo para el cáncer de mamas y para que el mismo no se degenere y forme tumores malignos.

Hay que evitar los alimentos cancerígenos y el cigarrillo además de tomar Cloruro de Magnesio como remedio. Es suficiente que el cuerpo esté normalmente mineralizado para que esté libre de casi todas las enfermedades.

Es aconsejable para todos los casos en que se haya logrado la curación esperada, disminuir las tomas del Cloruro del Magnesio a las dosis mínimas preventivas según la edad, para evitar que regrese la enfermedad y luego, también es recomendado descartar las tomas durante 2 a 4 meses para después continuar con períodos de 4 a 6 meses de dosis mínimas preventivas con el descanso intermedio mencionado.

La falta de magnesio en el ser humano puede provocar entre otras cosas: debilidad general, enfermedades degenerativas como el cáncer, tuberculosis, diabetes, también neuritis, trastornos nerviosos, debilidad en los huesos y anemia.

CUIDADO NO ES LO MISMO magnesio que , cloruro de magnesio . No os dejéis engañar… Olvidaros de las farmacias. Lleno de químicos ya tenéis vuestros cuerpos, no necesitáis más. Las cápsulas o pastillas tienen todo menos cloruro de magnesio o muy poco. EL ENVASE TIENE QUE PONER ((( Ingredientes Cloruro Magnesio Hexahidratado ( cristalizado) 100% ))) TODO LO QUE PONGA más que esto, no lo compréis, pues no debe de tener nada más. Lo conseguís en tiendas de dietética o herbolarios. Olvidaros de los sobresitos que os resultan carísimos. A mayor envase más económico


El cloruro de magnesio resulta clave para la correcta transmisión de los impulsos nerviosos, el trabajo de los músculos (en especial el músculo cardíaco), la permeabilidad celular, la producción de más de 300 enzimas, la replicación del ADN y la neutralización de la excitación celular que provocan las hormonas del estrés. Del magnesio depende el metabolismo de los macronutrientes (grasas, azúcares y proteínas), y el buen funcionamiento de las células hepáticas.
El 60% del magnesio corporal se halla en los huesos, desde donde puede liberarse en caso de necesidad. Cuando nos vemos sujetos a situaciones estresantes, el organismo acude a sus reservas de magnesio (depositadas en la estructura ósea), transportándolas al flujo sanguíneo. Luego de cumplir su función, calmando la excitación celular, el mineral es excretado del cuerpo. Sin dudas este drenaje se ve magnificado por la prolongada y cotidiana exposición al estrés.
En condiciones normales podemos reponer la pérdida de magnesio con una dieta basada en alimentos integrales, pero hete aquí que nos encontramos con serias carencias en los alimentos producidos industrialmente y luego refinados. Todo comienza con su ausencia en los suelos, por agotamiento y por ser uno de los minerales inhibidos por la fertilización química a base de nitrógeno. Hemos visto que de suelos empobrecidos surgen plantas y semillas proporcionalmente carentes. 
A esta pérdida debemos agregar la que generan los procesos de refinación. Se lo retira del trigo, al eliminar el germen y el salvado para dar lugar a la harina blanca. También se lo elimina en la sal, para evitar la formación de terrones, dada su molesta capacidad de absorber humedad. Por la misma razón es descartado en la refinación del azúcar blanco.
La carencia de magnesio en el organismo (muy común en nuestra sociedad) genera variados trastornos nerviosos, dificultades de concentración, palpitaciones, problemas de evacuación, debilidad muscular, ósea y cartilaginosa e insuficiencias renal y hepática. 
Por cierto que es recomendable reponer su carencia,  a través del consumo de alimentos bien dotados (germen de trigo, semillas, sal marina integral, azúcar mascabo, semillas, algas, etc), evitando aquellos refinados (harina blanca, azúcar blanca, sal refinada, etc.). Pero cuando estamos en presencia de una carencia crónica y de antigua data, podemos echar mano temporalmente a un recurso sencillo, económico y efectivo:
El cloruro de magnesio 
(el mismo que se descarta en la refinación de la sal de mesa)
Para conocer detalles del empleo del cloruro de magnesio, recurrimos al texto del padre Chor, gran difusor de su utilización terapéutica.
Los problemas de la columna vertebral, nervio ciático, descalcificación, etc., tienen ahora la cura perfecta, sin dolor, fácil y barata, y al mismo tiempo resuelve las enfermedades por carencia de magnesio en la alimentación, inclusive la artritis.

Mi caso particular: estando casi paralítico, 10 años antes de comenzar el tratamiento (contaba con 61 años de edad), sentía punzadas agudas en la región lumbar (en la columna vertebral). Los médicos afirmaban que mi mal era incurable; al levantarme de la cama, cada mañana sentía un fuerte dolor en la columna. Los médicos decían que era causado por el nervio ciático que presionaba la tercera vértebra; este dolor se hacía sentir también cuando estaba parado, razón por la cual tuve que trabajar la mayor parte del tiempo sentado.
Hubo un año en que todo lo hacía sentado, menos la misa; todo era un tormento y tenía que suspender mis viajes a causa del dolor. Después de algún tiempo, casi medio año, esperaba encontrar mejoría. Durante un verano muy seco, empeoré más. Comencé entonces inclusive a decir misa sentado. Entonces volví a la ciudad de Florianapolis, en Brasil, buscando un especialista que me atendiera, tomando nuevas radiografías. Ahora ya no era una sola vértebra, sino que eran varias las vértebras descalcificadas.
Nada era posible hacer; las diez aplicaciones de ondas cortas en la columna no detuvieron el dolor. El dolor era tan intenso que ni siquiera podía dormir acostado, permaneciendo sentado en la cama hasta casi caer de sueño. Así descubrí que podía dormir enrollado en la cama en posición fetal, solo esto daba resultado. Entonces, desengañado por los doctores, apelé a DIOS: “¿Estás viendo a tu criatura? y no te cuesta nada darme una solución.
Casualmente fui a un encuentro jesuítico en Puerto Alegre y el padre Juárez me contó que era fácil la cura de mi problema: con cloruro de magnesio. Me mostró escrito en un libro del padre PUIG, jesuita español, que lo había descubierto curando a su madre, que en esa época se encontraba en estado avanzado de descalcificación. 
Y en broma me dijo: Tomándote ésta sal (cloruro de magnesio) sólo vas a morir si te das un tiro en la cabeza o por algún otro accidente. Comencé a tomar una copita por la mañana y otra por la noche; así mismo continué durmiendo enrollado en la cama. Como a los 20 días desperté estirado en la cama sin sentir ningún dolor, pero si sentía dolor al caminar.
Pasaron 40 días, cuando finalmente me levanté todo extrañado: “¿Será que estoy soñando? Ya no sentía nada de dolor y hasta conseguí dar un paseo por la ciudad, recordando los 10 años pasados cargando con aquel tremendo dolor.
Después de otros 10 días, caminé el día entero sintiendo un pequeño malestar; a los 60 días de estar tomando la misma dosis, la pierna dolorida estaba igual, o mejor, que la otra. A los 3 meses sentí mayor flexibilidad  y a los 10 meses conseguía doblarme como un deportista.
El magnesio arranca el calcio calcificado en los lugares indebidos y los coloca sólidamente en los huesos y más aún, consigue normalizar la corriente sanguínea, estabilizando la presión. El sistema nervioso queda totalmente calmo, sintiendo mayor lucidez. Las frecuentes punzadas en el hígado desaparecieron; la próstata que habían dicho a los médicos debería ser operada en la primera oportunidad, ya no me incomoda. Pero el efecto más importante es el estado de ánimo, al punto que muchas personas me preguntaban: “¿Qué está pasando contigo, estás más joven? Y yo contesto: Es verdad, me retornó la alegría de vivir. Por eso me siento obligado a repartir esta solución que me vino de Dios. 
Centenares de personas se han curado de estos males: columna, artritis, nervios, etc. 
Disolver en una jarra de vidrio 33 gramos de cloruro de magnesio, en un litro de agua hervida, fría. Mezclar bien con cuchara de madera. No utilizar elementos plásticos ni metálicos. Es importante que el cloruro de magnesio lo adquiera en grado farmacéutico, con alguna marca que certifique su calidad y nunca en una bolsa común y sin nombre, por los riesgos que esto representa. Se conserva sin cuidados especiales en una botella de vidrio.

Artículo del Padre J. Chor, Profesor de Física, Química y Biología.
Información científica adicional brindada por el Ing. Urbano Aguilar Miranda, maestría en ciencias químicas, síntesis y productos naturales, nombrado Investigador Nacional por el Gobierno de México en 1987 y pionero del conocimiento y divulgación de las bondades del cloruro de magnesio en México.



Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete  AQUÍ   



*En Nuestras Páginas Abre los ojos  y  Abre  Los Ojos” de  Facebook,  hay  MÁS de 400 Vídeos  en cada una, llenos de información   AQUÍ  y  AQUÍ  


*También  hay  miles de fotos  en ambas páginas, todas ellas contienen  artículos, cada cual el más interesante   AQUÍ   y  AQUÍ 

Visita  nuestro anterior Blog  de “Abre los ojos”  “ AQUÍ “    Seguro encontrarás cosas que te  interesen. Nos han bloqueado  el poder compartirlo en Facebook… Porque tiene cosas que les pica. http://abrelosojosmrp.blogspot.com.es/
¨

Publicado por “Abre los ojos”

https://www.facebook.com/Peluquer%C3%ADa-y-est%C3%A9tica-en-CASA-162467393832911/timeline/                                                                                         

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada