no copiar

martes, 22 de diciembre de 2015

DESINTOXICA EL SISTEMA LINFÁTICO


         
DESINTOXICA EL SISTEMA  LINFÁTICO


1. Ganglios linfáticos, base del sistema inmunológico
Los ganglios linfáticos que funcionan en forma apropiada y el flujo adecuado de los líquidos forman la base de nuestro sistema inmunológico. El sistema linfático es el
“sistema de drenaje” del cuerpo. Cada ganglio linfático es un centro de tratamiento de purificación que desintoxica los fluidos linfáticos cuando éstos pasan.
La linfa es un plasma sanguíneo, excepto que es claro y no tiene células sanguíneas rojas. Se forma en espacios de tejidos en todo el cuerpo y se rellene dentro de los vasos del sistema linfático. El sistema linfático consiste en una red de vasos, capilares, ganglios y conductos que funcionan como filtros y como un sistema de desecho de substancias tóxicas. La acción de filtrado del sistema linfático es muy completa, pues trabaja continuamente para ocuparse de la materia extraña, las células muertas, las bacterias, los gérmenes, etc. Cuando se satura de toxicidad, se congestiona con mucosa y daña el sistema inmunológico. Los ganglios linfáticos están en todas partes en el cuerpo, en especial en el cuello, la ingle y las axilas (Figura 7.1). La mayor concentración está en el abdomen, donde están cerca de la piel y cerca de la columna (Figuras 7.2 y

7.3). Los profundos son grandes, cada uno del tamaño de un haba, y están cerca de la aorta y la vena cava dentro del abdomen.  


































 2. Circulación linfática
El sistema linfático se conecta con las venas sub-claviculares del sistema cardiovascular cerca de las clavículas y se vacía en el corazón, pero el corazón no tiene influencia sobre la circulación del fluido linfática.. De hecho, a diferencia del sistema vascular, la circulación de los fluidos linfáticos no es “un sistema de circuito cerrado”. Depende de la acción natural de masaje de los músculos y articulaciones circundantes al contraerse y aflojarse. Los músculos que se contraen comprimen los vasos linfáticos de los tejidos circundantes. La compresi6n de la piel desde el exterior, el movimiento de miembros y tejidos, la respiración y las pulsaciones de las arterias comprimen los canales linfáticos y contribuyen con el movimiento de la linfa. Una razón importante para realizar ejercicios es que hacen que la linfa fluya


































Como hay tanta concentración de ganglios linfáticos en el abdomen, masajear el abdomen estimulara los ganglios linfáticos y hace que drenen. El masaje directo de ciertos ganglios linfáticos, en particular los del abdomen, estimulara el proceso de desintoxicación.






























3. Toxinas y ganglios linfáticos
Las toxinas están en todas partes a nuestro alrededor. Algunas ocurren en forma natural; los seres humanos crean otras. Las fuentes más comunes de las toxinas son la comida, el aire y el agua. Pueden variar de tamaño desde microorganismos hasta grandes moléculas de químicos, venenos, polvo y células muertas. Por lo general se ingieren a través de la bebida y la comida descuidada, la respiración normal (de aire contaminado) y la absorción a través de la piel. Los riñones filtran las toxinas liquidas que ingerimos, mientras que el hígado filtra las sólidas.
Las toxinas con frecuencia son pesadas y duras para moverse, en especial aquellas toxinas que provienen de los metales, como el plomo y el mercurio. Esta es la razón por la que es difícil purgarlas de nuestros Órganos y sistemas internos. Cuando el cuerpo se satura de material residual, materia t6xica, contaminación, virus y bacterias, todo se  acumula en los ganglios linfáticos que se hinchan y duelen. El sistema linfático, entonces, no funciona adecuadamente. El sistema da marcha atrás y el sistema inmunológico se debilita.
Si estos pequeños contenedores no pueden crear linfa suficiente para liberar las toxinas acumuladas, se endurecen en forma gradual. Se tornan completamente inoperantes y disminuye el poder del sistema de descontaminación de la linfa. Si esta condición continúa durante varios años, puede provocar cáncer.
El practicante de Chi Nei Tsang que trabaja en el primer nivel de la practica puede suavizar y despejar los bloqueos, activar el flujo de linfa y hacer que estas substancias tóxicas vuelvan a circular. Entonces al cuerpo le es posible eliminarlas (Figura 8.4).





4. Como palpar un ganglio linfático
Puesto que mantener la actividad del sistema inmunológico del cuerpo la mayor parte de la cual trata de la producción y distribución de linfocitoses fundamental para la práctica del Chi Nei Tsang, familiarícese con el sistema linfático. Note dónde están los muchos ganglios linfáticos y dónde se encuentran comúnmente los principales conductos.
Para familiarizarse con el aspecto de un ganglio linfático al tocarlo, puede encontrar uno debajo de la axila o, como la axila puede ser un área muy delicada, puede resultar más fácil encontrar un ganglio superficial en la zona de la ingle.
1. Localice el gran nervio debajo de la arteria; lo sentirá como una cuerda de nylón empapada en aceite. Pálpelo con suavidad.
2. Luego encuentre la vena; la sentirá hueca, como una manguera de agua. Puede sentir fluir la sangre a través de la vena, a pesar de que no hay pulso y la tensión es más baja que en la arteria.
3. Detrás de la vena esta la arteria. Aquí puede sentir las definidas pulsaciones de la sangre.
4. Por Ultimo localice un ganglio linfático a lo largo de la arteria. Practíquelo hasta poder encontrar y distinguir las cuatro cosas (Figura 8.5), pero tenga cuidado de no masajear un ganglio linfático hinchado en la axila. (El abdomen es la Única área en la que se pueden masajear ganglios linfáticos hinchados.)
Los ganglios linfáticos son como pequeñas masas glandulares que se endurecen cuando se congestionan. Si un ganglio linfático parece un haba blanda



colocada en un pequeño saco de plástico lleno de aceite, entonces su condición no es demasiado mala. Si esta duro, no se mueve mucho y tiene una textura arenosa, entonces su condición no es buena y requiere atención. (Figuras 8.6 y 8.7).




5. Concentración de ganglios linfáticos en el abdomen
Los ganglios linfáticos más grandes están cerca del ombligo. Estos se obstruyen porque la sangre ha recogido toxinas del cuerpo. Cuando se acumulan muchas toxinas en esta área, las células pueden volverse tan tóxicas que comienzan a morir. El primer paso para la curación es la desintoxicación del cuerpo.
Los ganglios del abdomen están colocados en dos capas. El grupo plano está por debajo de la capa grasa debajo de la piel y la otra concentración importante está a mucha profundidad, alrededor de los riñones y por encima de la columna (Figuras 8.8 y 8.9).
Hay tendencia a que más ganglios linfáticos se concentren y se congestionen en el abdomen inferior que en el superior.
































6. Drenaje del sistema linfático
El sistema de drenaje de la linfa cubre todo el cuerpo (Figuras 8.10, 8.11 y 8.12). La linfa del abdomen, parte inferior del cuerpo y las piernas se vacía dentro de la cisterna del quilo (en la parte inferior del abdomen frente a las dos primeras vértebras lumbares) y allí dentro del conducto torácico. Allí se une a la linfa de la parte izquierda de la cabeza, el cuello y el pecho. El conducto linfático derecho vacía la linfa del lado derecho del cuerpo y del lado derecho de la cabeza y el cuello.
A su debido tiempo, el conducto torácico vacía toda su linfa en la vena sub-claviculares izquierda y el conducto linfático derecho vacía toda su linfa en la vena sub-clavicular derecha (Figuras 8.13 y 8.14). Juntas conducen la linfa al corazón y a la sangre y el ciclo se repite (Figura 8.15).





FIG1URA 8.13. Sistema de drenaje linfático.

El conducto torácico El conducto torácico derecho sirve a la parte izquierdo sirve a la parte derecha de la cabeza, izquierda de la cabeza, cuello, brazo derecho y la cuello, pecho, brazo parte superior del tronco izquierdo, abdomen y derecho miembros inferiores



Desintoxicación del sistema

Al masajear el abdomen, las glándulas linfáticas serán estimuladas en forma automática por el movimiento dado a los tejidos. Esta estimulación aumenta trabajando directamente sobre los ganglios linfáticos. Estimular levemente la linfa en el abdomen ayudara a descongestionar los ganglios linfáticos en esa área. Los ganglios y el sistema linfático abdominal son importantes por su cercana conexión con el sistema intestinal y digestivo y el sistema de desintoxicación del hígado. Por lo general, comer llena a cualquiera de desechos linfáticos (proteínas animales, grasas, leche). Los malos hábitos de alimentación dañan los intestinos y, por tanto, todo el sistema. El remedio es una buena dieta y un masaje linfático Chi Nei Tsang.
Una vez que se comienza con el proceso de drenar la linfa, el cuerpo sigue con el proceso. No siempre es necesario continuar trabajando con un ganglio linfático en particular hasta que esté limpio por completo. Puede observar, en una sesión posterior, que ese ganglio ha seguido ablandándose y que todo el flujo linfático ha mejorado. Es beneficioso destacar este punto a su discípulo, haciendo hincapié en las notables propiedades curativas del cuerpo y notando que al cuerpo le gusta un poco de estímulo.
a. Técnicas manuales para liberar toxinas de la linfa abdominal profunda
1. La desintoxicación de las toxinas linfáticas en el área abdominal comienza con un masaje en el ombligo, primero en sentido horario y luego anti horario.
2. Realice la Técnica de la Onda hasta que pueda limpiar y llegar profundamente dentro del abdomen. Busque ganglios linfáticos a lo largo de la línea central. Son más pequeños que los nudos o las marañas. Si los encuentra, entonces están congestionados. Masajéelos suavemente con la punta de los dedos.
3. Siga buscando ganglios en esta área, en especial alrededor de la aorta y la vena cava cerca de la columna. Masajee si encuentra alguno.

b. Trabajo sobre el recto de la linfa del cuerpo

1. Comience colocando las manos planas sobre el ombligo. Pida a su discípulo que respire contra ellas mientras usted presiona. Cuando el discípulo exhala, ejerza un poco más de presi6n; de esta manera activará el flujo de linfa dentro del conducto torácico.
2. Limpie el sistema linfático superficial de la piel masajeando las costillas. Mueva las manos hasta las costillas inferiores al nivel del hígado. Coloque los pulgares debajo, empujando hacia arriba desde los costados en un movimiento hacia delante y la línea central. Frote (no refriegue) la piel con mucha suavidad. En forma gradual vaya subiendo hacia el esternón.
3. Diríjase a los espacios entre las costillas del lado izquierdo del esternón. Coloque las puntas de los ocho dedos dentro de los espacios y, con un movimiento circular y hacia abajo, empuje la linfa hacia el interior del cuerpo en dirección al conducto torácico. Trabaje primero con las costillas inferiores y poco a poco vaya ascendiendo hasta las costillas superiores hasta debajo de la clavícula. Repita del lado derecho.
1. Haga drenar las áreas por encima de la clavícula y otra vez dirija la linfa dentro del cuerpo. Coloque los dedos mayores e Índice por encima de cada lado de la clavícula dentro de los huecos y haga un movimiento circular hacia el interior del cuerpo, dirigiendo así la linfa dentro de la vena cava.
2. Colóquese detrás de la cabeza de su discípulo y hágasela girar a la izquierda. Al hacerlo, sosténgala con la mano izquierda y permita que su discípulo se relaje.
Bájele la cabeza antes de mover la linfa hacia abajo desde la clavícula derecha. Es muy importante usar un masaje leve y suave en esta área puesto que es muy delicada. Use los dedos para hacer drenar los vasos linfáticos desde debajo de la mandíbula y la oreja, por el costado del cuello.




Hágalo drenar dentro del espacio por encima de la clavícula derecha (Figura 8.16) (No trabaje con nadie que tenga problemas tiroideos pues este procedí miento puede resultar muy desagradable para esa persona.)
1. Cuando los ganglios linfáticos debajo de la axila y alrededor del cuello se hinchan y duelen, no los masajee. Espere hasta que haya pasado el dolor. Estos ganglios linfáticos están cerca del área de drenaje del corazón. Masajearlos podría empujar la infección hacia el torrente sanguíneo, extendiéndola hasta todo el cuerpo.



Los ganglios linfáticos del abdomen son grandes y numerosos. Puesto que están cerca del área de drenaje del corazón, el sistema linfático puede ocuparse de ellos. Masajear los ganglios linfáticos del abdomen puede ayudar a mejorar todo el sistema inmunológico.
1. Luego, haga girar la cabeza hacia la derecha, sosténgala y repita el masaje en el lado izquierdo.
Se puede trabajar sobre los dos lados a la vez colocando una mano a cada lado del cuello  (con las puntas de los dedos en la nuca). Haga un movimiento circular hacia abajo, sin friccionar la piel. Si sus manos son pequeñitas, quizá tenga que colocarlas un poco más abajo y hacer el movimiento una segunda vez para trabajar en todo el cuello.





1. Usando la mano plana, presione los ganglios linfáticos en la axila izquierda y descienda hacia el cuerpo. Repítalo para el lado derecho.
2. Presione los ganglios inguinales hacia el punto de la parte inferior del abdomen cerca del punto lumbar2, también con las manos o dedos pianos.
3. Puede finalizar colocando las manos del discípulo sobre el ombligo y dejar que descanse. Agradezca a los ganglios linfáticos por permitirle trabajar con ellos y molestarlos.






























*En Nuestras Páginas Abre los ojos  y  Abre  Los Ojos” de  Facebook,  hay  MÁS de 400 Vídeos  en cada una, llenos de información   AQUÍ  y  AQUÍ  


*También  hay  miles de fotos  en ambas páginas, todas ellas contienen  artículos, cada cual el más interesante   AQUÍ   y  AQUÍ 

Visita  nuestro anterior Blog  de “Abre los ojos”  “ AQUÍ “    Seguro encontrarás cosas que te  interesen. Nos han bloqueado  el poder compartirlo en Facebook… Porque tiene cosas que les pica. http://abrelosojosmrp.blogspot.com.es/
¨

Publicado por “Abre los ojos”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada